Menu
Veinte años juntos
Veinte años no es nada.

Éramos tan jóvenes, tan inexpertos, tan inconscientes. No sabíamos muy bien adónde íbamos ni adónde llegaríamos. Al comienzo, tropezamos, nos equivocamos y nos levantamos siempre movidos por la ilusión sin límite de seguir avanzando, de compartir contigo nuestra pasión por la gastronomía del norte, la vasca en particular, no sólo su cocina, sino lo que entendemos como aquellos placeres de la mesa que van más allá de la comida y que son exclusivos de la especie humana. Sentarse a la mesa es un acto social, un ritual compartido que estimula la conversación, la risa y el brillo en los ojos. Sobre esta premisa nació en 1998 El Pimiento Verde, hoy ya un pedacito de historia de la restauración madrileña, cuyo espíritu recuperamos ahora con nuestro regreso a la calle que nos vio nacer, esta vez en Lagasca 43, con un concepto evolucionado pero sin renunciar a ni una sola de nuestras raíces. Han pasado 20 años y gracias a ti, a que has sabido reconocer nuestro esfuerzo y dedicación, que disfrutas a nuestro lado, la familia de Pimientos se ha extendido hasta cinco establecimientos repartidos hoy por la capital cuyo éxito se fundamenta en una cocina rica, tradicional, elaborada con cariño y honestidad, pero también en un trato familiar porque no queremos hacerte sentir que estás en un restaurante más sino en nuestra casa.

Muchas gracias de nuevo. A tu lado queremos cumplir otros 20.

David Lecanda
Propietario