Menu


Si vienes de fuera y preguntas por un lugar donde comer un buen rape, te dirán seguro que vengas a El Pimiento Verde a probar su sapito salvaje del Cantábrico, de tripa negra, de calidad, revestido con un meloso sofrito a la bilbaína único.